radioonline
Una lección de fútbol en toda regla
A las 11:30 daba comienzo en el Municipal de "San Pablo" en Écija, el encuentro perteneciente a la jornada 28 del calendario de la 2º División "B" Española que enfrentaría al Écija Balompié y a la Unión Deportiva Melilla. Por parte del Écija saltaban al terreno de juego: Arrúe, Cardoso, Argüelle, Juan Ramón, Zabala, Romerito, Juan Ignacio, Jorge García, Espejo, Raúl Pichardo, Quero. La escuadra unionista alineaba a: Balbuena, Gustavo, Mohamed, Iñigo Ros, Orta, Carlos Abela, Pablo Guede, Vicente, Mauri, Raúl García y Chota.

Un partido marcado por el contundente dominio visitante que pudo haber acabado con un resultado muy diferente al dado puesto que durante el transcurso del partido se presentaron varias jugadas de vital trascendencia para la resolución del choque que finalmente, a cierto modo, se saldaron de manera beneficiosa para los intereses del plantel melillense ya que podríamos estar hablando de un resultado más abultado aún por las clarísimas ocasiones que se pudieron convertir en gol y no lo fueron, así como de un resultado más apretado si se tiene en cuenta que Salvador Balbuena nuevamente hizo alusión a su nombre y solucionó con gran acierto las ocasiones que el Écija llevó con peligro a la portería melillense.

Al contrario que en otros partidos, los jugadores de Montes hacían frente a los primeros minutos de la contienda mostrándose muy bien colocados en el terreno de juego y con las ideas muy claras en todo momento sin ceder ninguna ocasión al Écija que pudiera condicionar el resto del partido. De hecho, en el minuto 5 Pablo Guede convertía en gol una magnifica jugada de Mauri que asistía al delantero italo-argentino para que éste, solo ante el meta Arrúe, mandara el esférico al fondo de la malla.

Después de esto, nuestros representantes pudieron sentenciar el choque en dos ocasiones pero la falta de acierto de Mauri y el testarazo de Ros que se estrelló en el palo aunque la acción ya estaba invalidada, no hicieron posible la sentencia. Por otra parte, el conjunto local se limitaba a repeler los peligrosos ataques del Melilla y a mandar balones largos a sus jugadores de ataque buscando la posibilidad de un posible fallo de la zaga unionista como ocurrió en el minuto 43 cuando Juan Ignacio pudo haber igualado el partido pero no estuvo acertado de cara al marco defendido por Salvador Balbuena. Ambos conjuntos se iban a los vestuarios con el resultado de cero a uno y con el claro dominio sobre el terreno de juego de la Unión Deportiva Melilla.

El inicio de la segunda parte daba lugar y poco cambiaban las cosas, una Unión Deportiva Melilla que seguía sometiendo a su rival con un juego muy fluido y creando mucho peligro en ataque sin ceder nada defensa, ante la pobre actuación que ofrecía el Écija que quería y no podía frente a la avalancha melillense que se le venía encima. A pesar de los intentos de los hombres de Rivera por conseguir la igualada, la U.D. Melilla supo resolver la situación con buen criterio y mucha contundencia atrás, buscando en todo momento el segundo gol que llevara la tranquilidad al seno del plantel unionista. Así fue que en el minuto 55 Raúl García aprovechaba un centro algo pasado de Mohamed y mandaba un tremendo zurdazo a la escuadra de la portería local apenas sin disponer de ángulo consiguiendo un golazo que sería el segundo para su equipo.

A raíz de esta situación, el Écija entró más en el partido arriesgándolo todo por conseguir reducir distancias, pero aquí fue donde Salvador Balbuena brilló con luz propia y tomo cartas en el asunto interviniendo de manera providencial en varias ocasiones clarísimas en las que incluso los aficionados que presenciaban el encuentro ya celebraban el gol.

Ya cuando todo apuntaba a que el partido acabaría así y el encuentro entraba en su fase final en la que el Écija se rendía ante la lección de fútbol impartida por la Unión Deportiva Melilla, Mauri convertía el tercer gol del partido a servicio de Gustavo que tras internarse por la banda le ponía el gol en bandeja a su paisano.

Señalamos que Mohamed fue expulsado en el minuto 60 por enzarzarse con un rival en el terreno de juego en cuya acción vieron tarjeta roja directa los dos jugadores, Ávalos por parte del Écija. Parece ser que las riñas tuvieron continuidad en el túnel de vestuarios e incluso la Policía tuvo que intervenir aunque este dato ha sido desmentido por Mohamed que declaraba que "nos hemos visto en el túnel y hemos tenido dos o tres palabras fuera de tono pero luego nos hemos dado la mano y ahí ha quedado todo"

En conclusión, la Unión Deportiva se impuso claramente al Écija Balompié en un encuentro en el que se pudo ver muy buen fútbol en todo momento respaldado por la deportividad que ambos conjuntos supieron poner en la disputa del encuentro. Merecida victoria de los hombres de Montes que nuevamente acertó en su planteamiento y supo devolver la papeleta al ex-técnico azulino Miguel Rivera.

La contienda estuvo dirigida por el señor colegiado Jerónimo Estévez del colegio extremeño. Tuvo una actuación correcta fuera de cualquier polémica aunque también motivado porque el partido transcurrió de forma discreta en cuanto a faltas y acciones antideportivas nos referimos. Mostró cartulinas amarillas al local Cardoso y a los visitantes Guede, Abela y Francis Flores. Expulsó con roja directa a Avalos y a Pichardo por parte del Écija y a Mohamed por parte de la Unión Deportiva Melilla.