Es IMPRESCINDIBLE la contratación de un Seguro de Continente contra Incendios y mantenerlo durante toda la vida del préstamo. En este seguro figurará como primer beneficiario la entidad acreedora dónde haya formalizado su hipoteca, y tendrá que contratarlo por el valor de la vivienda, según tasación, descontando el valor del suelo.
Conviene asegurar también el contenido de la vivienda, para estar cubierto ante cualquier incidencia.

Es RECOMENDABLE, además, que contrate un Seguro de Vida con la cobertura del capital pendiente durante toda la vida del préstamo, ya que en caso de fallecimiento, dicho préstamo quedaría automáticamente amortizado, eximiendo de dicha responsabilidad a sus herederos.

Consejo: Recuerde que el banco puede exigirle varios seguros para la concesión del préstamo, pero usted tiene derecho a contratarlo con la entidad que usted prefiera. No firme ninguna póliza sin contrastar el seguro que le ofrecen con el de otras entidades.