Ley de la Ordenación de la Edificación:
Más calidad y seguridad en la vivienda Melillense


Información General

• Es un seguro de daños materiales que garantiza durante diez años todos los daños producidos por vicios o defectos que afecten a la obra fundamental: cimentación, soportes, vigas, forjados, muros de carga y cualquier otro que afecte a la resistencia mecánica y estabilidad del edificio.
• Según establece la ley, el tomador del seguro debe ser el promotor, salvo pacto con el constructor para que sea él el tomador del seguro por cuenta de promotor. El asegurado es el propio promotor y los sucesivos adquirientes de la edificación.
• El seguro es obligatorio para cualquier obra destinada a vivienda.
• La cobertura se inicia a partir del Acta de Recepción de la obra, aunque la póliza debe ser contratada antes del inicio de la construcción. Para ello será imprescindible que el tomador del seguro (el promotor) contrate los servicios de una Auditoría de Riesgos en la Edificación (O.C.T) homologado y aceptado por la compañía de seguros, y de un laboratorio que realice un estudio geotécnico del terreno.
• El capital asegurado debe ser necesariamente el 100% del coste final de la obra (presupuesto de ejecución material, beneficio industrial, gastos generales, honorarios, licencias e impuestos).
• No se podrá inscribir en el Registro de la Propiedad ninguna edificación si no se presenta este seguro, salvo que se demuestre estar exento del mismo por ser vivienda de autopromoción.

Garantías Básicas

• Se garantiza por diez años, a partir de la fecha de efecto, la indemnización o reparación de los daños materiales causados en el edificio, por vicios o defectos que afecten a la obra fundamental, y que comprometan directamente a la resistencia mecánica y estabilidad del mismo.
• Asimismo quedan cubiertos los daños materiales ocasionados en la urbanización, siempre que los mismos sean consecuencia directa de un siniestro indemnizable de conformidad con el párrafo anterior.


Riesgos Cubiertos

• Daños materiales a la obra fundamental (cimentación, soportes, forjados, vigas, muros de carga...) comprometiendo la estabilidad: origen de vicio o defectos del suelo de los materiales o errores de diseño.
• Daños a la obra secundaria, instalaciones y equipos del edificio; consecuencia de un siniestro en la obra fundamental.
• Costes de reparación de la obra fundamental para eliminar la amenaza de hundimientos de la misma.
• Gastos de demolición y desescombrado; necesarios a consecuencia de daños materiales cubiertos en la póliza.

Coberturas Opcionales

• La obra secundaria.
• Impermeabilización de cubiertas.
• Impermeabilización de fachadas.
• Impermeabilización y estanqueidad de sótanos.
• Renuncia a recurso contra el constructor.
• Renuncia a recurso contra contratistas y/o subcontratistas.
• Renuncia a recurso contra la dirección facultativa.
• Daños a bienes preexistentes.
• Revalorización de suma asegurada y franquicias.


OBRAS ASEGURABLES: Edificios de nueva construcción (excepto autopromoción)

• Cuyo uso principal o único sea el de vivienda: Unifamiliar en sus tipos (adosada, pareada, aislada...), edificio en altura: OBLIGATORIO.
• Cuyo uso sea distinto al de vivienda: Supermercados, grandes almacenes, centros comerciales, hoteles, garajes... Obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación que alteren la configuración arquitectónica de los edificios (intervención total o parcial que produzca variación esencial de la composición general exterior, la volumetría o el conjunto del sistema estructural o cambio de usos característicos del edificio). NO OBLIGATORIO SEGÚN L.O.E.

OBRAS NO ASEGURABLES

• Obras exclusivamente de urbanización, viales, aparcamientos, piscinas, jardines, ...
• Edificaciones ya terminadas sin control técnico desde el inicio de la obra.
• Obra civil: puentes, carreteras, presas.
• Viviendas unifamiliares de autopromoción. (Si el autopromotor decide enajenar su vivienda antes de diez años, se verá obligado a suscribir el seguro decenal que no contrató en el momento de su construcción; y sin esta póliza el comprador no podrá ni inscribir el inmueble ni la escritura de la posible hipoteca en el Registro de la Propiedad.)